ESPERPENTO DE LAS GALAS DEL DIFUNTO PDF

Prima 1 noche. Luces de la marina. Cantos remotos en un cafetn. Guios de las estrellas.

Author:Vomi Vurn
Country:Zambia
Language:English (Spanish)
Genre:Politics
Published (Last):26 November 2004
Pages:437
PDF File Size:10.15 Mb
ePub File Size:2.69 Mb
ISBN:801-6-92854-975-9
Downloads:54339
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kagazshura



Prima 1 noche. Luces de la marina. Cantos remotos en un cafetn. Guios de las estrellas. Pisadas de zuecos. Brilla la luna en las losas mojadas de la acera. Tapadillo 2 de la Carmelitana: Sala baja con papel florea do; dos puertas azules, entornadas sobre dos alcobas; en el fondo, las camas tendidas con majas colchas portugue sas.

En el reflejo del quinqu, La Da i f a pelinegra, con un lazo detonante en el moo, cierra el sobre de una carta. Luce en la mejilla el rizo de un lunar. A La Br u j a que se recose el zancajo en el fondo mal alumbrado de una escalerilla, hizo sea mostrando la carta. La coima 3 muerde la hebra, y se prende la aguja en el pecho.

Vamos a ese fin del mundo! Si siquiera de tantas idas se sacase algn provecho! La carta va puesta como para conmover una pea. Ay, qu viejo renegado! Cundo se lo llevar Satans! Es muy contraria mi suerte. S que lo es! El padre acaudalado y la hija arrastrada!

Y tener que desearle la muerte para mejorar de conducta! Si te vieras con capitales, era el ponerte de ama y dorarte de monedas, que el negocio lo puede! Y no ser ingrata con una vida que te dio refugio en tu desgracia! No habr una peste negra que se lo lleve!

T llmale por la muerte, que mucho puede el deseo, y ms si lo acompaas encendindole una vela a Patillas4. Renegado pensamiento! Dejmosle vi vir, que al fin es mi padre! Para ti ha sido un verdugo. Se le puso una venda de sangre consi derando la deshonra de sus canas! Pudo cubrirla, si tanto no le representa se aflojar la mosca5, pero la avaricia se lo come. Espe ro respuesta de la carta? Si te la da la tomas. Tienes que correr para no hallar la puerta cerrada. La Br u j a encaperuz el manto sobre las sienes y vol convertida en corneja.

La Da i f a de la bata celeste y el lazo escarlata sale a la puerta haciendo la jarra 6 7y perma nece en el umbral mirando a la calle. En este caso, la expresin quiere decir con el brazo en jarra, doblado en ngulo y apoyando la mano en la cadera.

Es denominacin humorstica, procedente del ingles Senabre. Es para m ese reclamo, paloma 8? No te gusto? Un pasmo! No me ve us ted, nia, con las patas colgando? Pues atornllate, pelmazo. Quiere usted sacarme para fuera la llave de tuercas 9 ?

Ese timo es habanero. Conoce usted aquel pas? No lo conozco, pero tiene usted todo el hablar de los repatriados. La propia pinta! No lo es usted? No ms hace que tres horas. A las seis tocamos puerto. En qu Regimiento estaba usted?

Segunda Compaa de Lu- cena. Segunda de Lucena! Y usted, por un casual, habr conocido a un punto practicante que llamaban Aureliano Iglesias? Buen punto estaba se. Le ha conocido usted, por un acaso? No es una trola n? Le ha conocido? Era mi novio. Estbamos para casar. Pues aqu tiene usted su consuelo. Sentido que avala y subraya el contexto de la escena. Admitida la referencia pardica respecto a Don Juan Tenorio, de Zorrilla, invierte el sentido con que all don Juan utiliza el trmino para referirse a doa Ins.

De verdad has conocido t a Aureliano Iglesias? Y tanta verdad. Sabes cmo muri? Como un valiente. A los redaos12 que tena, algunos mambises13 habr tumbado! Muchos no habrn sido Siempre se tira de lejos. Pero alguno doblara. T no crees? All solamente se busca el gasto de municiones. Es una cochina vergenza aquella guerra. El soldado, si supiese su obligacin y no fuese un paria, debera tirar sobre sus jefes. Todos volvis con la misma polca, pero ello es que os llevan y os traen como a borregos.

Y si fueseis solos a pasar las penalidades, os estara muy bien puesto. Pero las consecuencias alcanzan a los ms ino centes, y un hijo que hoy estara crindose a mi lado, lo tengo en la Maternidad.

Esta vida en que me ves, se la debo a esa maldita guerra que no sabis acabar. Porque no se quiere. La guerra es un negocio de los galones. El soldado slo sabe morir. Como el mo! Oye, t, le envolveran en la bandera? No era para tanto. La ban dera! Pues no dice nada la gach. La bandera es la oreja. Esos honores se quedan para los jefes! Y por eso tenis todos tan mala volun tad a los galones?

De esas camamas14, al sol dado poco se le da. No robaran ellos como roban en el rancho y en el haber! Pues a tumbar galones. Pero todos lo dicen y ninguno lo hace.

Alguno hay que lo hizo. T, por ventura? Otro de mi cara. Mrame en este ojo. T te has aguanta do las bofetadas igual que todos. De verdad has cono cido a Aureliano Iglesias?

CARPINTERI SCIENZA DELLE COSTRUZIONI PDF

Las galas del difunto

La escena segunda se centra en la muerte del boticario, que tiene alojado en su casa a Ventolera. En Las galas del difunto asistimos a una muerte escena segunda y al posterior robo del terno del finado escenas tercera y cuarta. Veamos en la escena segunda: El boticario, con rosma de gato maniaco, se esconde la carta en el bolsillo Cantan dos grillos en el fondo de sus botas nuevas Es un instante donde las cosas se proyectan colmadas de mudez. Se explican plenamente con una angustiosa evidencia visual

ORVOS VOLTAM AUSCHWITZBAN PDF

Valle Inclán_Esperpento de las galas del difunto (1).pdf

Luego que recoja la manda. Pedro Maside. Ya pasa de desvaro! E l B izco Malu end a. Ese atolondramiento no lo tuvo ni el propio Juan Tenorio. Ya ests viendo que el muerto no sale de la sepultura. Djalo en paz!

Related Articles